¿Estás embarazada y te estás empezando a agobiar y no sabes por qué?

Lo que te voy a contar seguramente te suene a lo de siempre, pero de verdad, tienes que tomarte como regla básica en esta etapa el cuidarte mucho, mimarte mucho e incluso ser un poco egoísta. Sí, egoísta, la etapa del embarazo tienes que disfrutarla al máximo y no estresarte más de lo debido.

 

El embarazo, aunque es una etapa emocionante de la mujer, viene con una serie de desafíos, pudiendo generar muchas incomodidades emocionales…, una de ellas, es el estrés. Ahora seguramente, te sea muy difícil encontrar tiempo para disfrutar de las cosas que hacías antes de quedarte embarazada por lo que es muy importante sacar tiempo para relajarse, tal y como te comenté con anterioridad, debes ser un poco egoísta.

Atrás quedaron los días en que la mujer embarazada se quedaba en casa reposando, sin salir de casa y recibiendo visitas, eso ya es parte del pasado, ahora la mujer embarazada sigue funcionando en su día a día sin que el embarazo afecte para nada a su rutina diaria…, y esto está muy bien, ya que muchas veces como estamos metidas en nuestra burbuja rutinaria y se nos olvida que sí estamos embarazadas y que necesitamos más descanso de lo habitual.

Una pregunta muy típica, sobre todo de una madre primeriza, es…

 

¿Cómo afecta al bebé mi estado de estrés?

A muchas madres les preocupa este tema bastante…, y sí, es normal que te lo preguntes, pero no debes llevarlo al extremo. Un cierto estado de estrés no le va a afectar al bebé en nada, pero si es algo que se prolonga en el tiempo y estás muy estresada y ansiosa, deberías hacerle una visita a tu doctor para que te de una solución rápida y puedas disfrutar de tu embarazo al 100%.

Esto es un caso extremo que no debería preocuparte ya que todo tiene solución… Recuerda que sois el bebé y tú y nada más y es, en este momento cuando se empiezan a forjar entre una madre y un hijo esos lazos fuertes de verdad…

En este post te voy a dar unas pautas muy fáciles de llevar, las 20 claves que todas las madres felices han hecho antes de dar a luz para llevar un embarazo lo menos estresante posible, unas ideas y consejos que espero te sirvan de ayuda y te animen a disfrutar mucho más de esta etapa tan bonita e íntima que es el embarazo…

Aquí van…

 

1. Sé un poco egoísta

Sí, como ya te he comentado antes, es el momento de hacerlo, sólo debes de pensar en ti y en tu bebé. Deja de preocuparte por todo el mundo y empieza a hacer todas esas cosas que te apetecen y desconecta.

 

2. Queda con tus amigas

Tus amigas son tu terapia, queda con ellas y échate unas risas o simplemente cuéntales eso que te preocupa, seguramente harán cualquier cosa para aconsejarte y que pases un buen rato.

 

3. Come de manera sana

Ten en cuenta que no te estás alimentando sólo tú, si no que, ahora tu bebé depende de ti y se alimenta de lo mismo que tú y es muy importante que cuides todo lo que comes, ya que lo que consumas va a afectar directamente a tu estado de ánimo para bien como para mal. Es más fácil relajarse cuando llevas una dieta sana. También debes de beber mucha agua, es la mejor manera de hidratarse y prevenir los mareos, desmayos y la piel seca.

 

4. Descansa y duerme mucho

Duerme a pierna suelta…, cuando nazca el bebé te va a ser muy complicado poder dormir una noche entera sin que nadie te interrumpa…, por lo que, duerme mucho, levántate tarde y siestea todo lo que puedas.

No te sientas mal por levantar los pies y simplemente no hacer nada…, si tienes más niños o tienes que trabajar intenta tomarte un respiro cuando lo necesites y no llegar al límite del cansancio, tu cuerpo y tu bebé te lo agradecerán.

 

5. Toma un baño relajanteembarazo bañera

Llenar la bañera hasta arriba con agua calientey ponerle sales y esencia de lavanda, es una de las mejores maneras de desestresarse.

Si además pones música suave y enciendes unas velitas crearás una atmosfera buenísima para la relajación…, quédate dentro todo el tiempo que necesites y relájate al 100%.

Otra buena opción, si puedes, es ir a un spa, ahí el ambiente está preparado precisamente para relajar cuerpo y mente, date un masaje, prueba la aromaterapia…, elijas lo que elijas aprovecha ese momento para estar contigo misma.

 

6. Prueba la meditación o “Mindfulness”

El “Mindfulness” es una práctica que ayuda a conectarte con el mundo que te rodea para no dejar que te pierdas en pensamientos negativos, estudios recientes dicen que pueden ayudar a aliviar la ansiedad, el estrés, la preocupación o la depresión en futuras madres.

Hace que centres toda tu atención en esos pequeños momentos de la vida como, sentir el sol en la cara, o las pataditas de tu bebé, ya que hoy en día vivimos en “piloto automático” y no prestamos la suficiente atención a las cosas que de verdad importan.

A medida que avance el día empieza a fijarte en lo que te rodea, sonidos, olores, vistas, senciones varias…, igual todo junto es demasiado así que lo mejor es que te pongas un horario para hacerlo cada día y te será más fácil.

 

7. Haz ejercicio (aunque no te guste)

Se que a muchas no os gusta el deporte y puede que no apetezca nada ponerse a hacer ejercicio y encima con tripón… pero no hace falta pegarse la paliza, además va por etapas y no es tan duro…, pero si eres de las que ya hacía y tenía una rutina no te costará mucho hacerlos. Evita en todo momento las temperaturas elevadas y los deportes de contacto.

Te recomendamos algunos ejercicios dependiendo de en que etapa del embarazo estés.

EN EL PRIMER TRIMESTRE: aunque estés experimentando cambios internos, de manera externa, los cambios no serán muy notables. Puedes seguir prácticamente con lo misma rutina de ejercicios, si hacías, que antes de estar embarazada.

Sal a caminar un rato, se recomienda unos 40 minutos aproximadamente a un paso ligero…, caminar es el ejercicio recomendado para no perder la forma física y prepara tu cuerpo para los futuros cambios que vas a sufrir.

Bailar con una intensidad moderada, es otra buena opción en esta primera etapa. A parte de divertido, hace que muevas todo el cuerpo y que las articulaciones se mantengan sueltas y no se atrofien, eso si, evita saltos y movimientos bruscos.

 

EN EL SEGUNDO TRIMESTRE: en esta etapa ya el cuerpo está pegando un cambio bastante notable, cambios hormonales sobre todo, y ya vas teniendo movilidad reducida por lo que será muy positivo que sigas con tu rutina de ejercicios.

Prueba con el pilates, está especialmente indicado para esta etapa del embarazo, te ayudará a que tu cuerpo sea más flexible lo que te permitirá que puedas seguir con tu vida diaria y tu trabajo.

Nadar es de las mejores opciones, ya que beneficia notablemente a tu cuerpo y mente… segregas serotonina y activas la circulación a parte de tonificar tu cuerpo de forma completa. Es ideal para mujeres embarazadas.

 

EN EL TERCER TRIMESTRE: ya has entrado en la recta final y estás que no puedes ni contigo misma, estás hinchada, sin fuerzas y sin ganas de hacer nada. Aquí ya te estás preparando para el parto y hacer pequeños ejercicios durante esta etapa final, te ayudarán a que el momento del parto se mucho mejor. La intensidad del ejercicio tiene que ser leve, evitando deportes de contacto y movimientos bruscos.

Haz estiramientos, son vitales para el momento del parto…, estira la espalda las piernas y las ingles, haz lateralizaciones con las costillas y las caderas.

También es muy importante fortalecer el suelo pélvico, prueba con los ejercicios de Kegel, son muy beneficios para antes del parto y después del parto…, se basan en contraer y relajar el músculo de forma repetida para aumentar su resistencia y elasticidad.

–> Aquí os dejamos un video para que veáis como hacerlos tranquilamente en casa…

 

8. Sal a tomarte algo

Que estés embarazada no significa que tengas que estar en casa encerrada todo el día, sal a tomarte algo, sin alcohol claro ;), y airéate… Queda con tus amigos o simplemente sal con tu pareja, lo agradecerás.

 

9. Improvisa una cena romántica

Es importante mantener viva la llama, ya que en el embarazo los nervios están a flor de piel y puede haber cierta irascibilidad en el ambiente.

Compra unas flores y haz la receta que más te guste o ese platillo que te recuerda a algún viaje con él…, pero si no te apetece cocinar no pasa nada, reserva en vuestro restaurante favorito y si estás muy cansada pídelo a domicilio, lo importante es el momento de los dos juntos, ya que cuando nazca el bebé no tendréis mucho tiempo para hacerlo.

 

10. Sexo

A no ser que tu médico te diga lo contrario, puedes tener sexo durante el embarazo perfectamente sin ningún tipo de riesgo para el bebé. De hecho las hormonas del embarazo hacen que el deseo sexual aumente y por lo tanto más placer, las emociones y los sentimientos están a flor de piel y se fortalece la unión emocional entre la pareja.

 

11. Date ese capricho

Aprovecha para darte ese capricho que tanto te apetecía.

Tómate un día libre y vete de compras, date un súper masaje, vete a hacer la depilación o la pedicura que seguramente no podrás hacértela tu misma con la tripa… en definitiva, haz lo que te apetezca ¡Te lo mereces!

 

 

12. Haz planes que no sueles hacer

Como por ejemplo, ir al cine más veces si solo ibas de pascuas a ramos, o al teatro… vete a ver un musical, en las grandes ciudades suele haber una amplia cartelera donde elegir, un espectáculo, si hace buen tiempo, seguro que los hay al aire libre, porque cuando nazca el bebé y seáis ya una familia, dejarás de hacer todas estas cosas por falta de tiempo.

 

13. Aprovecha para turistear en tu ciudad

Estamos siempre tan ocupados yendo a la carrera a todos lados que casi siempre no conocemos ni la mitad de lo que alberga el propio lugar en el que vives…, salir de casa a turistear es una buena oportunidad para descubrir los rincones secretos de tu ciudad. Estimularás tu cerebro y descansaras de tu rutina de embarazada.

Visita alguna exposición que haya en ese momento, descubre barrios nuevos y sus calles, vete al centro de la ciudad y si hace buen tiempo siéntate en alguna terraza a tomar un refrigerio, seguro que te diviertes y aprenderás muchas cosas.

 

14. Arts & Crafts

Seguramente ni te acuerdes cuando fue la última vez que cogiste un pincel o hiciste alguna manualidad.

Está demostrado que la creatividad tiene efectos terapéuticos en cuerpo y mente. Pintar, dibujar, tejer o cualquier tipo de manualidad, hace que te mantengas entretenida y evadas los problemas y tensiones del embarazo por un buen rato, echa a volar tu imaginación.

 

15. Music on the go

Busca un momento de relax, ponte los auriculares y ¡a disfrutar de la música!

Si puede ser a diario mejor, intenta dedicar un rato, media horita, a escuchar tu música favorita…, está confirmado que es muy beneficioso para ti y para el bebé ya que en muchos casos la música se utiliza de forma terapéutica.

 

 

16. Lee

Si ya eres lectora perfecto, pero si no lo eres, el embarazo puede ser un buen momento para aficionarte a la lectura. Leer es probablemente una de las mejores actividades que puedes hacer para relajarte. No importa si el libro es de ficción, no ficción, autobiográfico o novela, el caso es que te estás enfocando en algo más que en los factores estresantes del embarazo.

 

17. Empieza un puzzle o juega a algún juego de mesa

¡Los puzles no son solo para niños! Sentarte delante de un puzle te ayudará a evadirte de los problemas de estar embarazada. Son divertidos y te harán volver a tu infancia donde los problemas eran más simples

También los juegos de mesa son una buena opción, son una buena manera de pasar tiempo con tu pareja y conectar, en vez de simplemente sentarte a ver la televisión y no tener conversación.

 

18. Ponte guapa y luce tripita

Muchas madres, si están teniendo un embarazo molesto tienden a dejarse y no arreglarse nada, esto es un error…, estás en una etapa maravillosa y aunque te pese la tripa, se te hinchen las piernas o tengas náuseas y vómitos, no dejes de cuidar tu aspecto, ponte guapa y sal a la calle.

 

19. Deja de obsesionarte con la limpieza

¿Eres una obsesa de la limpieza? Si sí, intenta tomártelo con más tranquilidad ya que seguramente durante el embarazo no podrás tenerlo todo limpísimo y estarás generando un estrés innecesario a ti misma y a tu bebé…, no pasa nada si no se tiene la casa limpia al milímetro. Habla con tu pareja y planificad juntos las tareas de la casa.

 

20. Habla de lo que te preocupa

No te calles tus preocupaciones, hablarlas con alguien te ayudará. No es bueno que te guardes para ti las sensaciones negativas que tengas a lo largo del embarazo.

Habla con tu pareja, igual descubres que compartis preocupaciones similares sobre el embarazo que desconocías. Hablar las cosas puede hacer que ambos os sintáis mejor. Si te preocupa algo del bebé, pregunta a tu medido o matrona, también puedes conocer a otras madres y compartir opiniones y experiencias con ellas, seguramente tendréis preocupaciones parecidas.

 

Como ves, el embarazo no tiene que ser tan agotador y estresante cuando existen una gran cantidad de cosas que puedes hacer durante 9 meses, de esta manera, se te pasarán volando si te mantienes ocupada.

 

Recuerda que el embarazo es una etapa maravillosa y pasarla mejor o peor solo depende de ti.

Esperamos haberte aclarado dudas y que estos consejos te sean de gran utilidad y puedas pasar esta etapa lo mejor posible. 

Nos gusta ver madres felices y todo empieza por tener un embarazo feliz y relajado… Por ello y por haber leído este post tienes un 10% de descuento en tu próxima compra.

CONSIGUE TU DESCUENTO AQUÍ

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies